Páginas

miércoles, 29 de junio de 2022

PRESENTADO EL LOGOTIPO DEL CEMENTERIO FRANCÉS/FRENCH CEMETERY LOGO HAVE BEEN PRESENTED

 

De  derecha a izquierda, María Dolores Becerra, Carlos Ruiz y Carmen Tabales


En la mañana de hoy ha sido presentado el logotipo por el que a partir de ahora será conocido el Cementerio Francés de Peñarroya-Pueblonuevo a nivel nacional e internacional. Al acto acudieron concejala de cementerios, María Dolores Becerra, Carmen Tabales, Jefa de Estudios del IES Alto Guadiato y el autor del mismo, Carlos Ruiz Castellanos.

This morning, the logo by which the Peñarroya-Pueblonuevo French Cemetery will be known nationally and internationally has been presented. The ceremony was attended by the Councilor for Cemeteries, María Dolores Becerra, Carmen Tabales, Head of Studies of the IES Alto Guadiato and its author, Carlos Ruiz Castellanos.

El diseño  del logo ha formado parte de las actividades de colaboración del centro educativo peñarriblense con el proyecto Mémoire de rehabilitación del cementerio francés de Peñarroya-Pueblonuevo junto la traducción al idioma francés en inglés de todas las biografías de los ciudadanos allí enterrados. Este proyecto está financiado por el Área de Participación Ciudadana de Diputación de Córdoba. Asimismo, esta estas labores sirve para celebrar el cumpleaños de una institución educativa que lleva formando personas desde hace medio siglo.

The design of the logo has been part of the collaboration activities of the peñarribilian educational center with the Mémoire project for the rehabilitation of the French cemetery of Peñarroya-Pueblonuevo together with the translation into French into English of all the biographies of the citizens buried there. This project is financed by the Citizen Participation Area of ​​the Córdoba Provincial Council. Likewise, these tasks serve to celebrate the birthday of an educational institution that has been training people for half a century.

El citado logotipo ha estado inspirado en la estilo arquitectónico  del panteón  del ingeniero ferroviario de la SMMP Leo Desbordes y su pareja Marie Elisabeth Raccaud,  los rosetones de las catedrales góticas francesas y el gorro frigio símbolo de la revolución francesa que a la vez significa  fraternidad,  y unidad, en palabras del propio creador Ruiz Castellanos.

The  logo has been inspired by the architectural style of the pantheon of the railway engineer of the SMMP Leo Desbordes and his partner Marie Elisabeth Raccaud, the rose windows of the French Gothic cathedrals and the Phrygian cap symbol of the French revolution that at the same time means fraternity, and unity, in the words of the creator Ruiz Castellanos himself.



Justificación de logotipo del Cementerio Francés


La imagen de marca servirá para identificar el cementerio en toda la señalética empleada tanto dentro como fuera del camposanto, folletos turísticos y el sitio web, proyectomemoire.blogspot.com, amen de cualquier tipo de soporte publicitario que se fabrique posteriormente.

The brand image will serve to identify the cemetery in all the signage used both inside and outside the cemetery, tourist brochures and the website, projectmemoire.blogspot.com, in addition to any type of advertising signal that is subsequently manufactured.

Toda esta información será enviada a ASCE (Asociación Europea de Cementerios Singulares) para su  aprobación. 

All this information will be sent to ASCE (European Association of Singular Cemeteries) for approval.

Desde la Asociación La Maquinilla sólo podemos manifestar nuestro infinito agradecimiento  al alumnado, equipo directivo y profesorado  IES Alto Guadiato por su eterno compromiso con la puesta en valor y defensa del Patrimonio Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo y felicitar al  profesor de Educación Plástica y y Audiovisual  Carlos Ruiz Castellanos por aportar su granito de arena al desarrollo a este pionero y singular  proyecto funerario. Conocer con personas que trabajan tanto por el bien de todos   nos  hacen sentir  orgullosos de esta tierra yerma en la que hemos elegido vivir.

From the La Maquinilla Association we can only express our infinite gratitude to the students, management team and faculty of IES Alto Guadiato for their eternal commitment to the enhancement and defense of the Industrial Heritage of Peñarroya-Pueblonuevo and congratulate the professor of Plastic and Audiovisual Education Carlos Ruiz Castellanos for contributing their grain of sand to the development of this pioneering and unique funerary project. Meeting people who work so hard for the good of all makes us feel proud of this land in which we have chosen to live.





La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla



¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 26 de junio de 2022

PERFILES DEL CEMENTERIO FRANCÉS: JUAN HERRERA CABANILLAS/PROFILES OF FRENCH CEMETERY: JUAN HERRERA CABANILLAS

 


                                                                        


                Nacido en Villanueva del Rey (Córdoba) el 13 de enero 1864 en el seno de una familia de agricultores. El 29 de junio de 1894, festividad de San Pedro Apóstol, formó parte de una comisión de agricultores de aquella localidad afectados por «la tormenta tan formidable de agua y grandes granizos» que había destrozado viñas, olivares, mieses y otros cultivos unos días antes y que no pudo entrevistarse con el alcalde y su secretario para que solicitase ayudas del Gobernador civil por encontrarse ambos convenientemente “enfermos” para no atenderlos. Después de esto no vio otra solución a sus problemas económicos que la de emigrar con su familia a la recién creada Villa de Pueblo Nuevo del Terrible, segregada ese mismo año de la matriz de Belmez, que no había dudado de recurrir a la vía judicial para impedirlo o por lo menos reducir los efectos económicos de la separación de una población fundamentalmente minera e industrial en pleno desarrollo, sede de una pujante empresa francesa, la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya. Un lugar que ya conocía por haber venido habitualmente a ejercer la venta ambulante desde hacía casi una década de los aceites, vinagres y vinos que producían sus tierras entre los más de 3500 vecinos que lo habitaban.

Empezó a trabajar en el servicio de la Desplatación, en la nueva Fundición de Plomo de la Sociedad Francesa  y algunos de sus compañeros  dijeron que allí fue donde verdaderamente hizo su capital inicial en los primeros años de la década de los noventa del siglo XIX. Con este dinero pudo comprar al conocido tabernero Caparrós un local y montar una taberna-comercio en la calle Cervantes para aprovechar el paso de los mineros, y la extendida costumbre entre estos de pararse a tomar bebidas alcohólicas a la ida o a la vuelta de las explotaciones mineras. Un lucrativo negocio en el que, además, se vendían comestibles y otros productos que traía desde fuera del término municipal belmezano.

            En 1903 su nombre aparece entre los del listado de la suscripción pública para sufragar la construcción del mausoleo del que fuera presidente del Consejo de ministros Práxedes Mateo Sagasta. Cuatro años después, al iniciarse plenamente la vida municipal de la nueva villa, es el 51 de los 56 mayores contribuyentes con derecho a elegir a los que, a su vez,  designaran a los compromisarios para votar a los senadores por la provincia y formaría parte durante varios años como jurado por el grupo de cabezas de familia, primero, y de capacidades, después,  del partido judicial de Fuente Obejuna que tenía que comparecer en la Audiencia provincial para resolver causas por delitos de parricidio, abusos deshonestos, robo y asesinato.

            En el año 1909, el del mayor desastre minero de la mina Santa Elisa local provocado por una explosión de grisú en sus galerías, y también el de la creación del que luego sería reconocido Centro Filarmónico de Pueblonuevo del Terrible integrado por obreros, Juan Herrera se presentaría en las elecciones municipales en el distrito primero terriblense, pero fue derrotado por un candidato republicano, lo que le hizo abandonar sus aspiraciones políticas. Al año siguiente, año en el que la localidad censaba más de diez mil habitantes y nacía la Agrupación Socialista, ampliaba sus negocios con la apertura de un almacén de coloniales y ultramarinos. 

             Sería su único hijo,  Manuel; el que al ver la deriva que estaban tomando los negocios familiares a comienzos de los años veinte, una crisis generalizada en la cuenca minera tras el final de la expansión generada por la Primera Guerra Mundial, tuvo la idea diversificar la empresa tostando y vendiendo café, bebida social que, además, era básica para el desayuno habitual de la gente, iniciando así una actividad que años después se convertiría en la principal y que fue debidamente autorizada por el Ayuntamiento. En 1922, el año en el que se abre en la localidad la primera sub-agencia del Banco Español de Crédito y se crea la Federación Regional de Sindicatos de Peñarroya, tras la derrota obrera con la que terminó la famosa huelga “de los tres meses”, registra la marca de cafés “Mis Nietos” y crea la icónica imagen de la empresa cafetera[1] que utilizaría el café verde de la mejor calidad importado desde Brasil, Colombia o Costa Rica, dando lugar a una saga empresarial que, a poco de cumplir el centenario, sigue activa en manos de sus herederos, ya son los de la quinta generación. A partir de aquella fecha, se convertirá en uno de los habituales anunciantes durante la primera década de existencia del semanario conservador local “LA RAZÓN”.

            En 1923, mientras sigue la impopular y sangrienta guerra de África, fue elegido por los conservadores locales como compromisario para participar en la elección de los senadores provinciales y al producirse el golpe del general Primo de Rivera, en un ambiente de generalizada opinión favorable al mismo, fue uno más entre quienes manifestaron su satisfacción por la nueva situación.

            Junto a su hijo Manuel, alma de la nueva a etapa pero que moriría en 1930, inició una activa campaña de propaganda y expansión de los productos de la empresa estableciendo representaciones de la misma en Extremadura, la región levantina, Madrid y en otras provincias andaluzas,  a partir de 1927 -año en el que se produce la creación de la villa de Peñarroya-Pueblonuevo, tras la fusión de las dos anteriores villas del mismo nombre- con la participación en la Exposición Feria de Navidad de productos alimenticios celebrada en Madrid en aquel mes en la que montó un stand «que ya ha merecido los elogios del elemento oficial que asistió a la apertura de la Feria» y que sería premiado con Medalla de Oro y diploma de Gran Premio.

            Tras el obligado cese del alcalde Eladio León Castro con la caída del dictador Miguel Primo de Rivera y su sustitución por el también general Dámaso Berenguer al iniciarse el periodo llamado como la “dictablanda”, a finales de febrero  de 1930 D. Juan Herrera fue nombrado alcalde provisional de Peñarroya-Pueblonuevo por ser el concejal de mayor de edad entre los que formaban el nuevo consistorio, siendo sustituido a los cuarenta y cinco días por su correligionario conservador Francisco Pino Díaz cuando volvió a reponerse por Real Orden en el cargo en el que fuera cesado tras producirse el golpe primorriverista siete años atrás.

            Poco antes de la implantación de la República relega definitivamente sus funciones directivas en Manuel Partido Cano, nombrado apoderado general de la empresa y aún en 1932 vuelve a ser designado como jurado por el sector de capacidades del partido judicial de Fuente Obejuna. Su actividad pública posterior se limita a ser la del propietario de la firma industrial y recibir los elogios que le dispensaban visitantes más o menos ilustres por la calidad y la organización de los trabajos en sus instalaciones en los periódicos provinciales. La guerra civil pondría a Juan Herrera al borde de la ruina económica tras la toma de la ciudad en octubre de 1936 y la retirada republicana llevándose las existencias de sus bien provistos almacenes, mientras los rebeldes requisaban luego el automóvil familiar, un Pontiac adquirido en 1935, y otros vehículos de la empresa. Como era lo habitual durante este periodo, participó en las cuestaciones promovidas para ayudar al esfuerzo de guerra de los nacionalistas, como la pro Asistencia a Frentes y Hospitales organizada en Córdoba en 1937 y la empresa, merced a la gestión de su gerente, pudo seguir recibiendo cupos de cafés y atender a las demandas de las inmediatas poblaciones locales y de las fuerzas militares de guarnición y, finalmente, reactivar la firma en los difíciles años de la postguerra.

                                                                            


            Durante los duros años cuarenta, ya en un segundo plano en la empresa que dirigía su nieto Juan Herrera Melgarejo, su nombre seguía ostentando la titularidad de la firma cafetera, figurando como el del único importador de café en la cuenca minera. Murió el 7 de mayo de 1948, recién abolido el hasta entonces vigente Estado de Guerra en España, y fue enterrado en el panteón familiar que adquirió tras el fallecimiento de su hijo.



[1] En unos carnavales Juan Herrera  compuso una exótica escena disfrazando a dos de sus nietos, al niño de Pierrot, a la niña de exótica oriental y los acomodó en unos almohadones sobre el suelo poniendo junto a ellos sendas tazas de café humeante que un fotógrafo llamado al efecto se encargó de inmortalizar.

¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 19 de junio de 2022

PERFILES DEL CEMENTERIO FRANCÉS: LOUIS HENRI EUGENE VICTOR MENIELLE CAFFIAUX/PROFILES OF FRENCHA CEMETERY: LOOUIS EUGENE MENIELLE CAFFIAUX

 

                                                          

Este ingeniero de minas, conocido en España como Enrique Menielle Caffiaux, nació en Valenciennes (Hauts-de-France) el 24 de julio de 1881, apenas unos meses antes de que el ingeniero Charles Ledoux creara en el número 12 de la parisina plaza de la Vendôme, la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya el 6 de octubre de este año con el fin de gestionar en España la extracción y el tratamiento del plomo y otros productos metalíferos en la provincia de Córdoba, mientras la Compañía Hullera y Metalúrgica Belmezana seguía explotando los carbones de la zona. Movilizado al comenzar la Primera guerra Mundial fue teniente en el centro de movilización de Génie y obtuvo la Cruz de Guerra y el consiguiente nombramiento como Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa, distinción que aparece en la lápida en su panteón en el que reposan sus restos junto a los de su esposa, Suzanne Claire Marie Noel -nacida en 1895 y con la que había contraído matrimonio en 1920 en Maubege, de cuya unión nació al año siguiente Cécile Menielle, su única hija-. En 1923 se vino a trabajar a las explotaciones de la Sociedad Minera en la cuenca del Guadiato y se instaló en el número 6 de la actual calle Joseph Le Rumeur, en el primer barrio Francés construido en lo que luego sería la villa de Pueblonuevo del Terrible, domicilio en el que Suzanne murió el 21 de febrero de 

 

Desde 1930 hasta su muerte, Monsieur Menielle fue integrante del Círculo Franco-Español de Peñarroya, un centro cultural privado entre ingenieros y similares de la Sociedad de Peñarroya en Peñarroya-Pueblonuevo «y en las barriadas mineras de El Antolín y de San Rafael y de elementos afines»

En 1942 fue uno de los miembros fundadores de la Sección Regional  de la Legión Francesa constituida en el consulado francés de Peñarroya Pueblonuevo y filial de regional  española para, en España «poner a los excombatientes de las antiguas guerras al Servicio de la Patria manteniendo el honor y el prestigio francés dentro de la disciplina nacional», así como participar en obras de ayuda a prisioneros de guerra, a sus familiares y a socorrer a viudas y huérfanos de los caídos en la lucha.

1946 fue uno de los peores para el régimen franquista junto al que le seguirá debido a la presión internacional – la Organización de las Naciones Unidas llegó a aislar a España-; por la pésima situación económica que sufrieron los españoles y la especulación y por las actuaciones de la guerrilla antifranquista. Los peñarriblenses, y M. Menielle con ellos, fueron testigos de la fuerte multa de 1500 pesetas impuesta a la SMMP por elaborar el pan  sin atenerse a las nomas de sellado obligatorias para su venta; de la visita en olor de multitudes del popular ministro de Trabajo, el falangista Girón de Velasco y del sumario fusilamiento por la guardia civil de tres trabajadores de la finca de El Espartal acusados de ser enlaces con los guerrilleros.  

En este año se jubiló  Henry Menielle como jefe del Servicio Comercial de Carbones y Suministros  de la empresa francesa recibiendo el homenaje de sus compañeros y continuó residiendo en la ciudad de Peñarroya-Pueblonuevo hasta su muerte acaecida el 15 de noviembre de 1955.

                                                                        


¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 16 de junio de 2022

ACTUALIZACIÓN DE LAS OBRAS DE REHABILITACIÓN DEL CEMENTERIO FRANCÉS DE PEÑARROYA-PUEBLONUEVO

 

Así ha quedado el muro del cementerio francés tras haber sido sometido al proceso de restauración
En las próximas semanas será pintado

Creación de solería con ladrillos del Cerco en tumba francesa para facilitar su visita

Ha pasado más de un mes y medio desde el comienzo de las obras de rehabilitación del cementerio francés de Peñarroya-Pueblonuevo y empiezan a notarse evidentes cambios físicos y estructurales en el mismo.

Con el único fin de informar a las personas que aún no han visitado el cementerio San Jorge y, muy especialmente, con el objetivo de poner al día a los familiares de origen francés de que nos siguen desde muy lejos, hemos pensado compartir una galería fotográfica de los avances que se han producido hasta la fecha.

Los voluntarios y voluntarias de la Asociación La Maquinilla se están empleando muy a fondo para sacar adelante un proyecto que parecía sencillo, a priori,  pero en el que se están realizando trabajos que no estaban previstos, como la sustitución de toda la cubierta de madera del panteón del ingeniero de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya Leo Desbordes y su pareja, podrida por la carcoma (tiene 105 años) o la colocación de ladrillos del Cerco en los pasillos ubicados entre las tumbas con el fin de mejorar su estética y accesibilidad. Estas circunstancias se van a ver reflejadas en un incremento del presupuesto, ya de por si alto por  el  aumento en los  costes de los materiales de construcción. Es por ello que si alguien quisiera colaborar con esta iniciativa a través de donaciones le estaríamos muy agradecidos.


 Panteón del ingeniero Leo Desbordes antes  los trabajos de restauración

Panteón del ingeniero de la SMMP Leo Desbordes tras algunos de los trabajos de restauración y limpieza

Nueva palillería del panteón de Leo Desbordes, elaborado por la empresa LAMUR CB


En el apartado técnico, ya se ha completado el cementado y terminado el tejado del muro separador, se han restaurado los desconchones de la mayoría de las tumbas, se han recolocado los elementos metálicos derrumbados por el paso del tiempo y se han limpiado todas las tumbas y panteones franceses con un tratamiento químico. El Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo acaba de realizar el replanteo de las obras de acerado perimetral, estando previsto que estas comiencen en las próximas semanas.

Una vez que finalicen estas actuaciones se procederá al pintado del muro perimetral, el de las tumbas y el de los elementos metálicos. en el apartado turístico, la asociación La Maquinilla está trabajando en la elaboración de un plano turístico, una web con códigos QR y en la fabricación de indicadores y paneles.

Esperamos y deseamos que estos trabajos cumplan las expectativas de nuestros vecinos y que les sirva de ejemplo de lo que un ciudadano o un grupo de ciudadanos debidamente motivados pueden hacer por el sitio en el que viven. La queja cambia algunas cosas, pocas. El esfuerzo colectivo lo cambia todo.

Recordamos a nuestros seguidores que esta actuación está patrocinada por el área de participación ciudadana de Diputación de Córdoba y el Excmo. Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo.


Tratamiento químico de las tumbas francesas bajo  el asesoramiento de Mármoles Guadiato


Tratamiento químico en la tumba del ingeniero de la SMMP Antoine Léon Peiny



La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

 

¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 12 de junio de 2022

PERFILES DEL CEMENTERIO FRANCÉS: ELADIO LEÓN CASTRO

 

                                            

            Nacido en Cádiz el 22 de noviembre de 1867 e hijo de una familia modesta, estudia Medicina en esta capital costeándose los estudios con su trabajo como mancebo en una farmacia. Al terminar su espíritu emprendedor lo lleva a enrolarse como médico de la Marina Civil de la República Argentina. En uno de aquellos viajes el vapor se incendió en el puerto malagueño y D. Eladio decidió trabajar en tierra firme siendo destinado como médico de partido en la provincia de Albacete, primero a Carcelén, donde hizo un estudio sobre la epidemia de viruela que tuvo que combatir y que fue premiado por la Cruz Roja y donde también conoció a su esposa, Remedios Lillo Martínez. Pasó luego a la cercana Casas de Veas donde realizó otro estudio sobre la gripe que fue galardonado en 1900 con el premio “Calvo y Martín” de la Real Academia de Medicina de Madrid, destinado a médicos rurales.

                                



El Banco de Castilla  lo contrata, tras el concurso convocado, como médico en el coto hullero de El Porvenir de la Industria (Fuente Obejuna) hasta 1902 y su experiencia con las enfermedades de los mineros le lleva a utilizar este tema para realizar la memoria del doctorado en Medicina y Cirugía que concluye en su nuevo destino en las explotaciones de plomo de San Quintín (Ciudad Real) ya como  asalariado por la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya en 1904, año en que fue premiada con la medalla de plata en la exposición Regional de Agricultura celebrada en Córdoba,  demostrando una sorprendente capacidad de producción científica si se tienen en cuenta la movilidad profesional, la deficiencia de los medios a su alcance, las epidemias o la ruralidad de sus residencias, y mientras se autocalifica modestamente como «pobre y oscuro soldado de la ciencia» confiesa tener como objetivo el poder contribuir a la «regeneración de nuestra patria». La tesis, “Un poco de Higiene y Patología minera” sería una vez más premiada en París dos años después con la medalla de Oro y la Gran Placa en una exposición celebrada en la capital francesa.

            Al comenzar la Primera Guerra Mundial, la Sociedad Francesa movilizó al personal de esta nacionalidad y los envió a los frentes de batalla, por lo que técnicos y empleados españoles se hicieron cargo de la dirección y del funcionamiento de sus instalaciones en España. D. Eladio consiguió hasta finales de 1916 que aumentara el rendimiento de aquellas explotaciones al tiempo que mejoraba la seguridad laboral y se reducía el número de accidentes laborales, por lo que fue felicitado y premiado por la empresa que lo trasladó al centro minero de Pueblonuevo del Terrible en donde trabajaría hasta su jubilación para la sanidad empresarial.

            Se hizo cargo de la dirección del prestigioso Real Centro Filarmónico de la localidad y tras la derrota de los Imperios Centrales, como ferviente francófilo, fue el organizador del sentido homenaje a los victoriosos franceses a su regreso a la cuenca minera, que tuvieron elogiosas palabras para agradecer el trabajo y la leal colaboración prestada por sus empleados españoles durante esos tiempos tan difíciles para la Empresa. A finales de 1919 fue uno de los expedicionarios que participó en el viaje a París “para hacer una semana de vida científica” organizado por la sociedad “España Médica” que visitaría la Facultad parisiense, asistirían a sesiones quirúrgicas, conocerían los últimos avances sobre el cáncer y el Museo de la Guerra, entre otras actividades.

Presidente del elitista Casino del Terrible en 1922, en el segundo mes de la dura huelga minera que se vivía en la cuenca -la de “los tres meses”- tras la decisión unilateral de la Empresa de reducir los jornales de sus trabajadores en un 25%, entre otras cuestiones, fue duramente atacado junto a otros dos altos empleados en un librito anónimo. Sus amigos organizaron un acto de desagravio y de repulsa contra quienes, en su opinión, tan “canallescamente” habían sido atacados.

            El golpe de Estado del general Primo de Rivera dio lugar a casi un septenio de dictadura y en 1924 fue nombrado alcalde de la localidad. Inmediatamente inició proyectos de modernización, saneamiento y mejora y buscó la fusión con el inmediato municipio de Peñarroya -a pesar de las fuertes reticencias de sus vecinos- tras la que nacería la ciudad de Peñarroya-Pueblonuevo en 1928, de la que también sería el primer alcalde. D. Eladio es considerado como uno de los tres mejores alcaldes pues a su gestión se deben  el alcantarillado y encementado de calles; la mejora del servicio de aguas; la desecación de las charcas con la que se evitaron epidemias endémicas entre la población; la creación del Instituto local de 2ª Enseñanza -que fue el 3º provincial y el único existente en la zona norte de Córdoba; de la Escuela Elemental del Trabajo y la de dos modernos centros escolares, uno en cada distrito; se construyeron un mercado de abastos y un Matadero municipal y la Casa Ayuntamiento. Cuando le fue otorgada la orden de Caballero del Mérito de la Beneficencia una suscripción popular sufragó el valor de la condecoración. A iniciativa de la Federación Regional de Sindicatos de Peñarroya, se había creado la barriada de Casas Baratas por la cooperativa “Pablo Iglesias” entre los dos distritos siguiendo sus deseos de unir físicamente ambos.

            La caída de Primo de Rivera significó la reposición de los alcaldes cesados al comienzo de la dictadura y D. Eladio que había presidido la Unión Patriótica local, dejó la política y se convirtió en director del recién construido hospital empresarial de la Sociedad de Peñarroya. Durante la República defendió su gestión al frente del consistorio y con idéntico equipo humano con el que el que se formara el Comité Local de la Unión Patriótica, presidiría el de partido republicano radical de Lerroux en 1932, año en el que participó en los actos estudiantiles tras la terminación de la primera promoción de bachilleres del instituto local.

            Iniciada la guerra civil permaneció en la localidad y cuando fue tomada por las fuerzas rebeldes en octubre de 1936 fue nombrado presidente de la nueva comisión gestora municipal, una vez más por la autoridad militar. Utilizando su dinamismo y dotes de mando, reorganizó con jóvenes voluntarios el funcionamiento del Ayuntamiento, aunque por intentar hacer cumplir la ley al comandante militar de la Plaza, un bodeguero jerezano, tuvo que dimitir y dejó de lado toda actividad pública hasta su muerte ocurrida el 4 de septiembre de 1947.

Eladio León había adquirido el terreno para construir el panteón en 1928, tras el fallecimiento de su esposa el 23 de enero, siendo él también allí inhumado casi veinte años después








            Con él nació la saga médica de los “Eladio León” que ha alcanzado hasta la quinta generación en la actualidad, aunque las dos últimas fuera ya de Peñarroya-Pueblonuevo.

            Uno de los grupos escolares construidos en su época, el del distrito de Peñarroya, mantiene su nombre y el recuerdo de quien fuera académico de la Real Academia de Medicina de Madrid; de la Sociedad Española de Higiene y del Instituto Médico Valenciano.

           

 

 

 

 

¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 5 de junio de 2022

PERFILES DEL CEMENTERIO FRANCÉS: PAULA ODETTE MAYLE

                                               

  En enero de 1908 el ingeniero principal Monsieur Armand Malye de las minas que la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya tenía de San Quintín (Ciudad Real) fue ascendido a subdirector y destinado al centro minero cordobés de Pueblonuevo del Terrible, donde se ubicaba la dirección de la empresa en España y en una de  las viviendas cedidas por la empresa fijó su residencia familiar

          Su hija adolescente - Madeimoselle  Odette que era el tratamiento recibido en la prensa cordobesa a pesar de sus solo 11 años-, falleció el 12 de octubre de 1909 y fue    enterrada     al   día siguiente en el camposanto de San Jorge.

            A la mañana siguiente, una hora antes de que se iniciase la conducción del cadáver a las 10, ante la casa mortuoria esperaba una nutrida concurrencia formada por personas de todos los elementos de la vida social terriblense:  las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde D Rafael Morales; representantes de la guardia civil; del comercio y la industria; de los centros de cultura y recreo, así como importantes comisiones venidas desde las inmediatas poblaciones de Belmez y Fuente Obejuna.

            Encabezaban el cortejo fúnebre sus condiscípulas del Colegio franco-español de la Presentación de María y el claustro de sus profesoras religiosas. A continuación seguía el clero parroquial de Santa Bárbara encabezado por su titular D. Salvador Roldán revestidos con capa y tras ellos arrastrado por cuatro caballos cubiertos de paños blancos  el “coche-estufa”[1]  que llevaba el féretro, cubierto por millares de flores naturales con otras superpuestas que formaban una cruz. Diez niñas portando hermosas coronas con dedicatorias de respeto, reconocimiento y cariño a la yacente de amigos, deudos y empleados de la Sociedad de Peñarroya, rodeaban el carro mientras lo acompañaban.

            Tras el carro, las señoras de los altos empleados seguidas inmediatamente por la presidencia del acto, esto es, por M. Malye, el director M. André Chastel y M. Louis Drogoz, ingeniero principal de la compañía minera de Villanueva del Duque, tras los que finalizaba el acompañamiento con un nutrido grupo integrado por jefes, empleados y obreros de los distintos servicios de las minas, ferrocarril y de las fundiciones talleres y explotaciones del Cerco Industrial de Pueblo Nuevo del Terrible.

             Este cortejo desfiló por calles rebosantes de público, deteniéndose en la iglesia para llevar a cabo los responsos rituales. Al final de la conocida popularmente como “calle de los muertos” (la actual Hernán Cortés) donde se volvió a dar el pésame a los dolientes y buena parte de los acompañantes abandonó la comitiva, como era la costumbre, el resto de la comitiva continuó hasta el cementerio donde se inhumó a la desventurada Odette.

            Su padre adquirió poco después el terreno necesario para levantar el que iba a ser el primero de los panteones construidos en el cementerio de San Jorge y cuando la ley española lo permitió, no dudó en sacar de él los restos de Odette y repatriarlos. En 1934 cedería el panteón a D. Eladio León Castro, también empleado de la SMMP, aunque quien lo ocupa sean su hijo, el también médico D. Eladio León Lillo y una hija de meses de este último: Teresa León Marcos, según informa la lápida del muro.

                                                                          


            Aparentemente la cruz metálica y la verja pertenecieron al panteón construido para Paula-Odette.  Después se hizo el nuevo enterramiento con una nueva cruz sobre una base de granito
dentro del terreno acotado por la verja de hierro forjado.



[1] Era un carruaje de lujo con la caja acristalada que permitía ver el féretro que llevaba.

¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 3 de junio de 2022

EL CENTRO DE PROFESORES DE PEÑARROYA-PUEBLONUEVO ORGANIZA UN CURSO DE PATRIMONIO FUNERARIO/FACULTY CENTER ORGANICES A FUNERARY HERITAGE COURSE

 


Con motivo de las recientes obras de rehabilitación del Cementerio Francés de Peñarroya-Pueblonuevo el Centro de Profesores de la Sierra de Córdoba con sede en esta localidad ha decidido impartir un curso presencial para crear recursos pedagógicos para el alumnado  a través del Patrimonio funerario  durante los meses de Abril y Mayo.

En total han sido dos sesiones teóricas y una visita de campo en la que el profesorado de todo el norte de Córdoba ha podido conocer la últimas tendencias en educación patrimonial.

La actividad  ha despertado una enorme curiosidad entre los docentes, que han acudido de lugares tan distantes como Dos Torres, Belmez, Pozoblanco y  Fuente Obejuna. Lógicamente, hubo  una mayoría de profesores de Peñarroya-Pueblonuevo.

Entre los objetivos del curso destacamos  la recuperación del patrimonio funerario de origen francés en Peñarroya-Pueblonuevo, educar a los jóvenes en la importancia de legado francés de Peñarroya-Pueblonuevo, explorar nuevas fórmulas de participación ciudadana, implicar al profesorado  en la rehabilitación de su propio patrimonio histórico, mostrar al profesorado  la importancia de los cementerios como una forma singular de conocer y mostrar a otros la historia de su localidad, contribuir  al aumento de la oferta cultural y turística de Peñarroya-Pueblonuevo, tejer lazos culturales con el país vecino, dignificar la memoria de los desaparecidos y de las familias extranjeras que con frecuencia visitan las tumbas de diversas nacionalidades y educar a los jóvenes de Peñarroya-Pueblonuevo en la aplicación y utilización de las nuevas tecnologías  en  francés.

En cuanto a los contenidos del mismo se  ha analizado el cementerio francés de Peñarroya-Pueblonuevo desde una perspectiva histórica, arquitectónica, artística y etnográfica, se han dado a conocer apuntes históricos de Peñarroya-Pueblonuevo a través de los personajes enterrados en el cementerio y  se han explicado estrategias de aprovechamiento didáctico del cementerio francés de Peñarroya-Pueblonuevo en la ESO.

Desde estas páginas queremos agradecer al CEP de Peñarroya-Pueblonuevo su valentía a la hora de afrontar aspectos de vanguardia y controversia en la educación pública como el de la educación a través del patrimonio funerario  y el haber contado con la Asociación La Maquinilla para impartir un curso que se sale de lo que se considera como normal. El dinero recaudado será invertido íntegramente en el proceso de rehabilitación del cementerio francés.


 La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

¡Sigue leyendo esta entrada...!